lunes, 26 de enero de 2009

Precaución… coches.

Hoy ha sido un día triste para el triatlón Valenciano, un compañero más se ha vuelto a quedar en la carretera.

Como muestra de sociedad, decir que los que solemos salir en bicicleta y nuestros familiares, estamos acostumbrados a contar y escuchar las barbaridades que nos dice la gente desde dentro de los coches un día cualquiera, acostumbrados ya a sentir adelantamientos bruscos demasiado cerca de nuestra piel. Parece ser que un domingo por la mañana, la gente tiene prisa por ir a comprar el periódico, o peor aún, queda bien claro que la gente no actualiza sus conocimientos, cuando desde hace algunos años ya, conseguimos que se nos dejase ir en paralelo en nuestra incansable lucha por conseguir que los coches las personas frenen ante un vehículo más débil y desprotegido.

Ah y compañero ¡no te olvides el casco!.